Conocimientos tradicionales se integran a educación STEM

El saber de pueblos originarios

“Como fuente del intercambio, de la renovación y de la creatividad, la diversidad cultural es para la humanidad de igual importancia como la diversidad biológica lo es para la naturaleza. Desde este punto de vista, ésta representa la herencia común de la humanidad y debería ser reconocida y confirmada para utilidad de las generaciones actuales y futuras.”

UNESCO con respecto a la diversidad cultural

En un mundo global marcado por la digitalización y la tecnología, en la que niños y adolescentes deben poder manejar competentemente Bits y Bytes para construir su futuro, parece un paradoja que introducir conocimientos tradicionales de los pueblos originarios en los contenidos de enseñanza modernos, sea una necesidad. Sin embargo, lo es y de ahí que uno de los desafíos que estamos impulsando desde la Fundación Internacional Siemens Stiftung en Latinoamérica sea lograr la sinergia entre tradición, presente y futuro en el aprendizaje de ciencia y tecnología, en las áreas temáticas de energía, medio ambiente y salud.

Con ello queremos aportar a la revitalización y valoración de las culturas locales, como también a la mejora de procesos de enseñanza y aprendizaje a través de la implementación de técnicas de trabajo relevantes, científicamente y culturalmente, en la asignatura de ciencias naturales.

Diversidad social y cultural, un factor apenas considerado

Actualmente, la práctica pedagógica está principalmente regida por los planes de educación de cada país, los cuales, no siempre consideran de manera suficiente su propia diversidad social y cultural. Es por ello que integrar las profesiones, contenidos y las costumbres de las culturas locales a los planes educativos sea un desafío para los docentes.

Hacerlo es un manera de considerar y respetar las más de 400 etnias que viven en Latinoamérica y sus más de 700 idiomas hablados. Es hacerse cargo del creciente olvido en que están cayendo sus cosmovisiones, ritos y costumbres, así como sus conocimientos en medicina y agricultura.

Dos pedagogías, un mismo método

La pregunta es cómo hacerlo, cómo incorporar el conocimiento tradicional local a las estructuras de enseñanza contemporáneas, en especial a la enseñanza de ciencias y tecnología. Y la respuesta, aunque parezca una paradoja más, está en los mismos principios del aprendizaje de los pueblos originarios que privilegian el aprendizaje social y práctico.

Según su metodología, las habilidades y conocimientos vitales se experimentan y reconocen en el ámbito laboral y lúdico a través del hacer y las experiencias grupales. Lo que coincide con el principio del aprendizaje basado en la indagación a través del cual niños y jóvenes aprenden de forma cooperativa, e intercambian conocimientos a través de la comunicación y la reflexión.

La integración está sucediendo en el Sur de Chile

En el Campus Villarrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), y a través de Experimento, programa de educación internacional de la fundación Siemens Stiftung, está integración está siendo realidad.

La orientación de los contenidos y el principio metodológico que tiene el programa Experimento -que fomenta el aprendizaje basado en la experimentación y está orientado a los valores de la ciencia y la tecnología, en las áreas de energía, medio ambiente y salud- son factibles de complementar con el saber de los pueblos originarios.

Con el objetivo de implementar un programa de educación para el desarrollo sustentable, co-construido con las escuelas y la comunidad, la PUC está trabajando con equipos interdisciplinarios para integrar el conocimiento del pueblo Mapuche a los planes curriculares del área de ciencias naturales en educación básica.

Materiales y guías didácticas especialmente desarrolladas están siendo integradas a las clases a través del programa Experimento, y aplicadas de forma bilingüe en Mapudungún y Castellano. De esta manera, por ejemplo, cuando se tratan temáticas de salud se plantea un marco de contenido que permite aprender de hierbas medicinales tradicionales y su influencia en el organismo humano. Lo mismo con los conocimientos culinarios tradicionales que permiten entregar indicaciones sobre carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, agua, cuyas propiedades pueden ser descubiertas, comprendidas y vividas a través del método indagatorio de aprendizaje. Así no sólo se está aportando a la revitalización y valoración de las culturas locales, sino también a la mejora de procesos de enseñanza y aprendizaje en los ramos de ciencias naturales.