STEM y valores: Fortalecer conocimientos y dar orientación

La enseñanza STEM orientada a los valores promueve el desarrollo personal y la convivencia pacífica.

¿Cuál es el objetivo de una buena educación? Más allá de los contenidos concretos, una buena educación debería empoderar, llevar a las personas a desarrollar una vida autodeterminada, responsable y comprometida con la sociedad. En esto, los valores juegan un papel fundamental. Crean una base indispensable para el desarrollo personal y la interacción social. Organizan diferentes convicciones y proporcionan orientación. Los valores fortalecen la identidad y son decisivos para la formación de una personalidad activa y orientada al bien común. En un mundo caracterizado por la digitalización, la globalización, la migración y el individualismo, los jóvenes necesitan puntos de orientación claros, modelos a seguir y relaciones basadas en el aprecio para dar forma a una vida propia y aceptar la diversidad social.

Promoción temprana del respeto, tolerancia y sinceridad

En muchos países latinoamericanos, los valores son parte de la democracia y por ende, están incluidos en sus constituciones. Al mismo tiempo, la educación en valores también es parte de sus planes de estudios, como por ejemplo, en Colombia.

Los valores actúan como hitos de orientación para la interpretación ética y moral del mundo. La comprensión temprana de los procesos de formación de valores comienza en la escuela primaria, donde se incentiva a los niños a considerar ciertos comportamientos en sus interacciones diarias. Mensajes como "escucho activamente a mis compañeros de clase, reconozco diferentes perspectivas y las comparo con las mías" o "identifico y acepto las diferencias de otros estilos de vida" forjan el respeto, la tolerancia y la apertura, valores centrales que contribuyen a la cooperación exitosa y fortalecen los procesos democráticos.

Impulsos para el aprendizaje de STEM orientada a los valores

La combinación de STEM y valores potencia el conocimiento específico y, al mismo tiempo, abre espacios de experimentación y experiencia para sensibilizar a los estudiantes y desarrollar sus competencias para el desarrollo de su personalidad.

Los valores son parte esencial de Experimento. La autoconfianza, el respeto, la tolerancia, el sentido de responsabilidad y la solidaridad no se pueden aprender de memoria. Se practican mejor en situaciones muy específicas. Esta es la educación que forma integralmente a las personas, profesional y socialmente.

Más interacción en clases

De esta forma la educación produce impactos reales. Tal como sucede en muchas escuelas de la ciudad de Medellín y del departamento de Antioquia, en Colombia, donde los profesores y psicólogos que trabajan con Experimento han observado mejoras significativas en la interacción entre los estudiantes.

A través del trabajo en grupo y el aprendizaje basado en valores, investigación, el respeto y el sentido de responsabilidad, se ha reducido la violencia intrafamiliar, la intimidación y los comportamientos agresivos en la vida escolar.


Mas información aquí