IDoS 2019 ¡STEM puede más!

Declaración Foro Internacional sobre Educación de la Primera Infancia:

¡STEM puede hacer más! La buena educación STEM empodera a los niños a desarrollar acciones sustentables.

En Berlín, Alemania, 120 expertos en educación de más de 30 países presentaron el documento: “La ciencia para hacer el bien social – Educación STEM para el desarrollo sostenible”. En él los especialistas apoyan focalizar las áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas) en pro del reconocimiento del contexto social y la incorporación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Afirman que para garantizar un futuro habitable los futuros sistemas educativos deberán proporcionar una educación STEM que promueva el pensamiento crítico y la acción responsable.

 

El pasado 5 y 6 de diciembre académicos, políticos y representantes de la sociedad civil se reunieron en Berlín para participar en la segunda edición de los “Diálogos Internacionales sobre Educación STEM” (IDoS). Entre los participantes estuvo el profesor Andreas Schleicher, Director de Educación y Habilidades de la OCDE.

El encuentro coincidió con la realización de la Cumbre del Clima ONU en Madrid, en la que se busca acordar medidas para detener y reparar al cambio climático provocado por el hombre. En este contexto los participantes de IDoS examinaron cómo la educación STEM puede, a través de los niños, contribuir para una sociedad más sostenible.

“Si ves lo que está sucediendo en el mundo es evidente la necesidad de impulsar una cooperación intergeneracional. Igualmente, es evidente que la educación STEM será la base del siglo XXI”, dijo la Dra. Nathalie Von Siemens, directora ejecutiva de Siemens Stiftung, institución organizadora de la conferencia junto a la fundación “Haus der kleinen Forscher” (Casa de los Pequeños Científicos). Nathalie agregó: “El desafío para nuestro sistema educativo este siglo es desarrollar conceptos pedagógicos en educación STEM que hagan más que enseñar conocimiento: También deben enseñar resolución de problemas, pensamiento crítico, creatividad y habilidades sociales”.

Este tipo de educación STEM permite a los niños a tomar el control de su propio destino en un mundo complejo, permitiéndoles crecer hasta convertirse en adultos conscientes que buscan respuestas a desafíos globales para prevenir consecuencias locales y globales.

El debate en torno a las noticias falsas y el escepticismo científico es otra área donde el papel de la buena educación STEM es evidente: “Los hallazgos científicos nos permiten tomar decisiones objetivas. Queremos entregar a los niños conocimientos correctos desde el inicio “, agregó Michael Fritz, Gerente Ejecutivo de Haus der kleinen Forscher: ” El mejor acercamiento es el aprendizaje basado en la indagación”.

Conoce el position paper AQUÍ