Publican Antología sobre indagación e inclusión

“La diversidad entre las personas es un hecho natural y complejo que resulta de múltiples factores. La herencia genética exclusiva de cada ser humano en interacción con el entorno natural y social en el que se desarrolla le imprimen una identidad única e irrepetible….Si bien la diversidad es una realidad social incuestionable, a lo largo de la historia ha sido un desafío atender las diferencias entre las personas en apego a los derechos humanos. Uno de estos derechos establecido universalmente es el acceso a la educación, lo que implica no sólo poder ingresar a un sistema educativo, sino que cada niña, niño y joven reciba una educación escolarizada de calidad y a lo largo de la vida”. Con esta declaración se principios se incia la Antología sobre educación en ciencias: Indagación e Inclusión, publicada por Innovec.

 

Este interesante volumen parte de la base que la educación inclusiva contempla el acceso, la permanencia, la participación y el aprendizaje. Alcanzarla implica hacer cambios y modificaciones: “Hablar de educación inclusiva es hablar de un modelo para atender la diversidad, estrechamente relacionado con brindar atención educativa que responda a las necesidades, intereses, características, estilos y ritmos de aprendizaje del alumnado”.

 

La publicación recoge diversas iniciativas que se están llevando a cabo en la región para superar las barreras de exclusión e inequidad y dar una educación de calidad a los sectores más vulnerables, personas con algún tipo de discapacidad, a quienes pertenecen a una minoría étnica y mujeres discriminadas por cuestiones de género.

Entre los artículos está ¿Cómo conciliar la educación de actual respetando y a la vez promoviendo los valores ancestrales de culturas indígenas que aún prevalecen y que han resistido a ser silenciadas para siempre por el embate de la modernidad? escrito por Martin Bascopé y Pablo Gutiérrez Rivera.

Mientras que Pilar Reyes, Andrea Elgueta e Irene Reyes postulan que para que educación de calidad sea una realidad es fundamental ofrecer una formación sólida a los profesores en cuyas aulas hay estudiantes con discapacidad. Así mismo, Claudia Robles y Catalina Everaert, describen cómo el programa SEVIC ha resultado ser  una herramienta novedosa y de gran alcance para desarrollar habilidades de pensamiento científico en los estudiantes con alguna discapacidad.

 

Les dejamos el link para que puedan revisar éstos y otros interesantes artículos.